La historia de Kiro, que significa luz brillante, el cachorro de león de Ecatepec

El reciente caso del cachorro de león Africano rescatado en Ecatepec, Estado de México, es un lamentable ejemplo de abuso, maltrato y trato cruel a una de las especies más emblemáticas y majestuosas de la Madre Tierra

El Día Internacional de la Madre Tierra, es momento de hacer un alto en el camino y reflexionar sobre todos los pendientes que tenemos como humanidad, y uno de ellos es dejar de abusar de las otras especies con las que compartimos el hogar, advirtió Erika Ortigoza Vázquez, directora ejecutiva de la Fundación Invictus.

Destacó que el reciente caso del cachorro de león Africano (Panthera leo), rescatado en Ecatepec, Estado de México, es un lamentable ejemplo de abuso, maltrato y trato cruel a una de las especies más emblemáticas y majestuosas de la Madre Tierra.

“El cachorro no tenía nombre, pero optamos por llamarlo Kiro, que significa luz brillante en japonés y eslavo, porque para nosotros Kiro es justamente eso, la oportunidad de poder reivindicarnos como especie, y decirle a la ciudadanía y a las autoridades, que es momento de regular de una vez por todas la posesión de animales de vida silvestre, que no son mascotas”, indicó.

Kiro es el león de ocho meses de nacido, proveniente del tráfico ilegal, que deambulaba por calles del Fraccionamiento Las Américas, justo hace una semana y que fue reportado por vecinos a las autoridades municipales tras encontrarlo perdido, desorientado y en estado de shock.

Hoy el pequeño felino se debate entre la vida y la muerte con un pronóstico reservado debido a que recibió un fuerte golpe, con dirección e intención en el cráneo, que le provocó traumatismo y daño neurológico, de acuerdo con los estudios de Rayos X, Tomografía y el diagnóstico de los médicos veterinarios.

Erick Adán Acoltzin Chávez, coordinador del Área de Bienestar Animal y Dietología de la Fundación Invictus, destacó que el impacto que recibió el ejemplar con un objeto contundente, – posiblemente para tratar de controlarlo -, ocasionó a su vez que el cachorro perdiera prácticamente la visión en sus dos ojos, donde tiene hemorragias y desprendimiento de retina.

Otro factor que compromete su vida es la desnutrición, porque nunca recibió una dieta adecuada para su especie, lo que le provoca un andar errático y problemas en sus músculos y huesos.

“Por la desnutrición avanzada tiene el hígado muy crecido, y los riñones con secuelas, por lo que van a estar en tratamiento”, señaló Erika Ortigoza.

De acuerdo con los hallazgos de los especialistas, se cree que el cachorro vivía encadenado en un jardín, porque presenta una lesión en el cuello y porque tenía obstruidos los intestinos con bolas de pasto, que comía por hambre.