Puente de acceso a Santa Lucía se termina el mero día de la inauguración

Con la cuenta regresiva como factor de presión y a 17 días para la puesta en marcha oficial de las operaciones del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), las principales vialidades y conexiones con la terminal aérea siguen con retrasos y todo apunta a que la esperada inauguración que hará el presidente Andrés Manuel López Obrador será de tipo Foto finish, con obras a medio terminar o con detalles que exhiban que se trabajó al vapor.

Además de las inconclusas ampliaciones en el Circuito Exterior Mexiquense, en la autopista México-Pachuca y en tramos de la carretera libre México-Pachuca, uno de los tramos viales en los que se apresuran los trabajos es el del puente que será acceso y salida de la base militar de Santa Lucía, a un costado del Hospital Regional número 200 del IMSS y que permitirá desahogar la vialidad existente en la entrada principal, en el tramo conocido como Puente de Tubos.

Pesados bloques de concreto que dieron forma a la curva del puente que será enlace para entrada y salida de la base militar y por consiguiente conectar con el corazón del AIFA está aún en proceso de ser terminada. De acuerdo con algunos trabajadores de la obra, esta vialidad que lleva casi dos meses sin interrupción y que deberá quedar lista por lo menos dos días antes del 21 de marzo, está a cargo del Gobierno del Estado de México y confían en que se entregará antes de lo pactado.

Los obreros que como hormigas no aflojan el paso, a pesar del implacable sol y el calor, aseguran que el compromiso es que el presidente López Obrador y el gobernador (del Estado de México) Alfredo del Mazo corten el listón de entrega de esta obra, el mismo día de la inauguración del aeropuerto Felipe Ángeles

La ampliación de esta vialidad quedará con seis carriles, cuatro que comprenderá el puente, dos carriles para la salida de la base militar de Santa Lucía y dos para entrar, además que habrá dos carriles más que correrán por una vía lateral con ruta hacia Pachuca.

Los trabajos que se mantienen sin interrupción han obligado a desviar en esta zona el tránsito vehicular por una zona de terracería, y es que las obras se encuentran en proceso de ser terminadas con la colocación de protecciones metálicas de seguridad en el puente, así como aplanado y nivelación del terreno sobre el que en una buena parte ya se coloca la carpeta asfáltica.

El compromiso, según los obreros en esta obra, es que se cumplirá con la entrega de esta vialidad dos días antes del 21 de marzo, y es que aseguran, para ellos no existen pretextos y cumplirán con el proyecto que dará acceso a la base militar que enlazará con el corazón del nuevo aeropuerto.