El interés de los empresarios es por México: Carlos Salazar Lomelín

Mayor crecimiento e inversión son los grandes pendientes, asegura el dirigente

CIUDAD DE MÉXICO. El próximo presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) debe trabajar en solucionar el tema de la reforma eléctrica, acompañar y apoyar a las instituciones democráticas, apostar por incrementar los niveles de inversión para tener mayores tasas de crecimiento y combatir la pobreza, consideró Carlos Salazar Lomelín, líder de la máxima cúpula privada.

A pocas horas de dejar el cargo que ocupó durante tres años, el empresario regiomontano platicó con Excélsior
sobre los principales logros de su gestión, los pendientes y los retos para su sucesor.

Todavía hay cosas en el tintero. Primero resolver el problema eléctrico; hay que apoyar al Instituto Nacional Electoral y al sistema democrático que no vaya a tener una modificación de la que nos arrepentiremos después”, sentenció.

Dijo que, si bien él fue un promotor de la inversión, esta debe seguir, pues se necesita recuperar mejores tasas a mayor velocidad. “Hay que seguir combatiendo la pobreza, apoyar los programas sociales que se han iniciado. Y tener una mejor alineación de intereses con la autoridad, hay que convencer que nosotros no buscamos intereses únicos ni malsanos, nuestro interés es México y ver cómo le vaya mejor a nuestro país”, expresó.

LOS LOGROS
Salazar Lomelín se dijo satisfecho por su gestión al frente del Consejo; comentó que uno de sus mayores logros fue promover el nuevo sistema de pensiones, “con esto ayudamos a más de 20 millones de mexicanos a tener una forma en la cual, cuando se retiren, van a tener un salario digno para para gozar de su jubilación. En otros países estos sistemas se tardan muchísimo en transitar y aquí los empresarios fuimos los que lo apoyamos”.

Señaló que también acompañaron los aumentos salariares que se han dado durante los primeros tres años de la administración. “Estuvimos involucrados en la nueva ley del outsourcing, de tal manera que tenemos ahora una garantía para los trabajadores, conservando sus derechos. Y pudimos también lograr un acuerdo con los sindicatos para tener ahora una plena transparencia en el manejo del reparto de las utilidades”.

El CCE a su cargo logró participar activamente en la consecución del T-MEC, se creó también la oficina de Washington del consejo, para que cualquier empresario mexicano tenga el apoyo en la Unión Americana.

Además, impulsó los planes de infraestructura con el gobierno federal. Al respecto mencionó que de los dos primeros paquetes más de 50% ya empezó y están en operación; sin embargo, por la veda electoral no pudo anunciar el tercer paquete de proyectos.

Finalmente, Carlos Salazar comentó que durante su gestión al frente del CCE trabajó en el diferendo y el conflicto que había con los gasoductos, encontrando la solución tanto para los empresarios y para la Comisión Federal de Electricidad.

LOS SINSABORES QUE SE QUEDAN
Carlos Salazar reconoció que el mayor pendiente del sector empresarial fue haber invertido más en el país para generar mayores tasas de crecimiento.

Nosotros tenemos la fortuna de estar en un momento en la historia en que podemos crecer a velocidades mayores, combatir la pobreza de mejor manera y no lo logramos, es de los sinsabores que me llevo”, reconoció el empresario. Salazar regresa a atender sus negocios en Monterrey, Nuevo León y, sobre todo, a dedicar tiempo a su familia y a proyectos personales.