Falta de seriedad de Gobierno por posponer mesas de diálogo: Marko Cortés

El dirigente del PAN dijo que si el Gobierno vuelve a posponer las mesas de diálogo con el PAN, el partido las cancelará; agregó que el blanquiazul ha demostrado la disposición a dialogar y construir soluciones

El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, advirtió que si el Gobierno federal pospone una vez más las mesas de diálogo, las darán por canceladas, pues son «un partido serio» que no se presta a simulaciones.

«De ocurrir otro aplazamiento de las mesas de diálogo, en Acción Nacional las daríamos por canceladas, porque somos un partido serio y no estamos dispuestos a seguir con la simulación y el engaño del Gobierno», dijo el líder del blanquiazul en un comunicado.

El pasado 10 de enero, Adán Augusto López, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) y Santiago Creel Miranda, presidente de la Comisión Política del PAN, acordaron dar inicio a dos de las siete mesas de diálogo entre el Gobierno Federal y el grupo parlamentario.

Sin embargo, al finalizar la reunión en Palacio Nacional, Santiago Creel informó que el próximo encuentro en el que se abordaría temas de economía y la reforma eléctrica sería primero el 19 de enero, después el 24 de enero y finalmente se concluyó que se realizaría este lunes 31 de enero.

Ante esto, Marko Cortés señaló que «es una total falta de seriedad con los mexicanos» posponer nuevamente las mesas de diálogo y más porque su partido ha demostrado la disposición a dialogar y construir soluciones.

El dirigente nacional del PAN aseguró que después de pedir una aclaración por las supuestas casas lujosas en las que habita el hijo del Presidente López Obrador en Houston, Texas, el Gobierno tomó esta decisión «de forma unilateral y sin argumentos de peso».

De acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y Latinus, José Ramón López Beltrán sería poseedor de dos inmuebles en Houston, Texas, con un valor comercial de alrededor de un millón de dólares.

Según la información, el hijo del Presidente López Obrador vivió en una mansión en Conroe, Texas, cuyo propietario solía ser Baker Hughes, una de las compañías petroleras más grandes del mundo.

Posteriormente se mudó a una residencia en Cypress, en el condado de Harris y que está a nombre de su esposa, Carolyn Adams.

Por ello, Marko Cortés también rechazó las declaraciones del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien dijo que la oposición no cumple acuerdos, por tal motivo, el líder del PAN afirmó que quienes no cumplen son el Gobierno federal y la Segob.

«Desde el inicio de esta administración el PAN ha estado dispuesto a dialogar y construir con el Gobierno los acuerdos necesarios a favor del país y de los mexicanos, con total firmeza y sin claudicar a nuestros principios, valores y convicciones», puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.