Personal de Pemex alerta por negligencia en operaciones

XALAPA

La empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) registró pérdidas económicas, debido a que durante meses quedó varado el remolcador Pemex-Huichol, cerca del municipio de Alvarado, y han sido constantes los señalamientos por presuntos actos de corrupción entre funcionarios de la misma paraestatal, en la zona de Tuxpan.

De acuerdo con una denuncia anónima por parte de trabajadores de la empresa, el Subdirector de Almacenamiento y Despacho de Pemex Logística, Eduardo Padilla Yebra, celebró un acuerdo, sin un contrato formal, con otra compañía que cobró 8 millones de dólares, para la reparación de dicha embarcación.

Los quejosos mencionaron que el remolcador costó 7.4 millones de dólares cuando fue construido por la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar).

Comentaron que no ha sido el único caso de este tipo, pues además de la explosión que sucedió en la línea submarina de la plataforma Ku Sierra, en Campeche, Yucatán, el pasado 2 de julio, se puso al descubierto otro caso de corrupción y negligencia por parte de los funcionarios que operan en Pemex, en el Golfo de México.

Mencionaron que, con personajes vinculados a Emilio Lozoya Austin y a Alonso Ancira, los riesgos de una mala operación y más accidentes siguen latentes, pues recordaron que Padilla Yebra está a cargo de las 500 pipas que se compraron cuando se suspendió el servicio de gasoductos de Pemex y meses antes la Secretaría de la Función Pública (SFP) detectó en el procedimiento de verificación patrimonial VP/114/2017, que el funcionario tuvo un incremento de su patrimonio que no coincide con su remuneración por los cargos que ha desempeñado.

Respecto a los constantes señalamientos de faltantes de producto en terminal y las discrepancias entre el combustible suministrado por barco a Pemex y el que sale en sus pipas, trabajadores del puerto de Tuxpan señalaron que además del Capitán Eduardo Padilla Yerba están coludidos Jesús Herrera Hernández, superintendente General en Pemex Tuxpan; Carlos Castellanos, gerente de Almacén y Servicios Portuarios, así como Sebastián Monroy Suárez, superintendente General de Pemex Logística en Tuxpan.

Los inconformes indicaron que Padilla Yebra ha laborado en Pemex durante 18 años, y en 16 de ellos no aceptó que se hiciera pública su declaración patrimonial, pero cuando la SFP se pronunció sobre el procedimiento, aceptó finalmente que fuera publicada en la página web de Servidores Públicos Federales.

Además, el responsable de los puertos de Altamira, Tuxpan y Coatzacoalcos, en la modificación presentada en 2020, reportó 1 millón 970 mil 185 pesos de ingresos anuales como servidor público, 2 millones 83 mil de otros ingresos; 1 millón 855 mil por venta de inmuebles; y 228 mil por ingresos diversos a los anteriores, sumando un total de 4 millones 53 mil 185 pesos.

Además de ser señalado por negocios ilegales en Tuxpan, este 2021 volvió a los reflectores con el caso del remolcador Pemex Huichol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.