Piden investigar a Mónica Robles

La diputada Mónica Robles Barajas, al igual que su familia, deben ser sometidos a investigación por el gobierno federal para que se confirme el robo que hizo la legisladora siendo presidenta del DIF de Coatzacoalcos, cuando se apropiaron ventajosamente del hoy llamado Centro de Educación Ambiental Quetzalli.

Así como ha intervenido la Federación para que bienes que han sido saqueados al pueblo, regresen en forma de beneficios, el parque Quetzalli debería ser subastado por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP), y que se haga justicia a Coatzacoalcos, opinó la líder de izquierda, y fundadora de Morena, Consuelo Valentín Jiménez.

La diputada es más conocida por ser la esposa del peor alcalde que ha tenido Coatzacoalcos, y por su afición a las bebidas alcohólicas, que por su trabajo legislativo.

BENEFICIO PARA UNOS CUANTOS

La también integrante del Frente Cívico Ciudadano expresó que el parque mencionado era parte del fundo de Coatzacoalcos, y cuando Mónica Robles estuvo al frente del DIF, con su esposo de alcalde, maniobraron en cabildo para apropiárselo, sin que hasta hoy hayan rendido cuentas por su uso y aprovechamiento.

Actualmente, denunció, el parque no le da ni un beneficio al pueblo del Coatza, en cambio, se trata “de un gran negocio de la  familia Robles”, a quienes pertenece la legisladora que llegó a la curul gracias a la tómbola, y en donde es mejor conocida como la legisladora “Chupitos”.

-¿Le parece apropiado que investiguen a la diputada Mónica Robles por parte del INDEP para recuperar el Quetzalli?
-Sin duda, porque te voy a decir que ese comodato es a más de 100 años, y solo ha servido, de una manera, para actividades fifis”.

INDEP DEBE EMPEZAR A TRABAJAR EN COATZA

La ex dirigente lamentó que en Coatzacoalcos los políticos como Mónica Robles y su familia, siempre que están en el poder, buscan la manera de saquear al pueblo, y esta es una gran oportunidad para darle justicia los porteños.

La luchadora social expresó su rechazo a que el INDEP exista como un instituto que busca justicia para los mexicanos atracados por el poder, sin que se ponga el ejemplo en Coatza.

Casi casi, dijo, es una burla que exista, una grosería, y que no se le haya devuelto al pueblo lo robado en este caso.

FAMILIA ROBLES, ¿ES INTOCABLE?

Destacó que lamentablemente, hay acuerdos políticos en las cúpulas, y en este caso, pareciera que hay amarres con Mónica Robles y los suyos para no tocarlos y subastar lo que se llevaron cuando pasaron por el municipio, uno de las peores administraciones de las que se tiene memoria.

QUETZALLI TAMBIÉN DEBE SER SUBASTADO

A lo largo de dos años, el INDEP ha apoyado al gobierno federal subastando coches, mansiones, aviones, arte, joyas, y muchas bienes más que fueron adquiridas por corruptos o delincuentes con dinero hurtado al pueblo o contratos logrados por el tráfico de influencias.

Han sido más de 10 subastas, con millones de pesos recaudados, a la que se pide ahora que se realicen los movimientos legales necesarios para regresar al pueblo el parque que un día fue un hermoso espacio para los porteños,  y que fue tomado mañosamente por la diputada asidua al bacacho.

DIARIO DEL ISTMO, ARMA DE PRESIÓN CONTRA ALCALDES

Quetzalli fue entregado en comodato a la diputada efectivamente cuando se aprestaba a dejar la alcaldía su esposo, en 2016, se venció el primer plazo de goce del comodato, pero el municipio, de nuevo, fue presionado por la legisladora a través de sus empresas mediáticas para que le volvieran a dar otros 10 años de beneficio, pues si no lo hacían, serían blando de campañas de desprestigio y difamaciones, como acostumbra Pablo Robles Martínez y Mónica Robles.

Es decir, por más de 20 años, Coatzacoalcos beneficiará a la legisladora y a los suyos para que siga explotando ese espacio público.

NEGOCIAZO CON CARGO AL ERARIO PÚBLICO

Dentro del contrato de comodato que se le anexó al municipio, se establece que el municipio debe costear los gastos en nómina de 13 empleados y mantenimiento del lugar.

Según estimaciones, en base a la nómina de empleados, que es pública, hasta el 2026, el ayuntamiento de Coatzacoalcos, deberá pagar  14 millones 734 mil pesos a esas 13 personas de la nómina del municipio para que hagan labores administrativas y de mantenimiento en el Quetzalli.

Aunque la tarifa de ingreso, y las ganancias que se generan por otros servicios que ahí se dan, como temazcal, venta de semillas, hortalizas, cursos de verano, etc, se quedan en manos de la diputada que, se sabe, no le alcanzan para pagar su afición a inclinar el codo.

Este esquema, sin duda, es la envidia de todos los empresarios de Coatzacoalcos, muchos de ellos que han tenido que escapar de la ciudad o que deben bajar cortinas cuando son asolados por la delincuencia.
Mónica Robles Barajas beneficiada del poder municipal, como bien definió en su tiempo Fidel Herrera a los suyos, succionadores profesionales.

Del erario público, el dinero que se debe gastar para que Mónica Robles tenga su caprichito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.